viernes, 1 de abril de 2011

Hoy conocemos a: GIUSEPPE ARCIMBOLDO

Si picáis en la foto llegaréis a una web dónde veréis muchas fotos de este artista.


Giuseppe Arcimboldo nació, al parecer, en Milán en 1527. Su padre, Biagio Arcimboldo, trabajaba como pintor en la catedral de Milán y el hijo pronto aprendió el oficio paterno: con solo 22 años ya debía de realizar diversos trabajos para la catedral.
Ya debía de ser un artista reconocido cuando en 1562 viajó a Praga invitado por el emperador Fernando I para convertirse en uno de los retratistas de la corte. Sin embargo era tal su ingenio que no tardó en sobrepasar las funciones de su profesión para embarcarse en todo tipo de investigaciones, organizar eventos y aconsejar al emperador en materia de artes e inventivas.
Por petición de la casa imperial, Arcimboldo realizó varias series de cuadros (variantes sobre un mismo tema) de donde combinaba las cosas más diversas para configurar rostros y siluetas. Hay interpretaciones para todos los gustos sobre estos curiosos collages. Algunos, por ejemplo, ven en la selección de determinados animales símbolos y significados relacionados con el emperador.
En 1587 abandonó Praga, para gran desgracia del emperador Rodolfo II que le tenía en muy alta estima, y volvió a Milán donde moriría años después en 1593.


BIOGRAFÍA DE PIXELTECA.

Fijaos como le quedó el retrato deRODOLFO II
Nada convencional, era un artista, pues plasmar lo que veía a través de frutas y hortalizas es toda una ocurrencia.COSAS DE GENIOS
Dado el éxito conseguido con estos cuadros de engaño visual siguió pintando otras obras de similar inspiración pero con distinto tema. En 1566 inició las alegorías de los elementos naturales Agua, Aire, Tierra y Fuego, para los tres primeros utilizó animales de estos medios y para el cuarto objetos que producen o están relacionados con el mismo.
La primavera, 1562. Academia de San Fernando de Madrid.



De cerca, el cabello se convierte en una corona multicolor de florecillas silvestres.

La piel se tupe de flores blancas y rosas: la nariz se convierte en un capullo de azucena; la oreja en un tulipán; el ojo en dos belladonas y sus flores; el pómulo y el mentón en  rosas; el cuello de la camisa es una sinfonía de margaritas y de florecillas blancas.

El vestido y la corporeidad de los hombros se consigue con hojas verdes de multitud de especies que florecen en primavera.

2 comentarios:

  1. Dirás que soy una inculta, pero no conocía a éste artista. Otra muestra del gran valor que tiene tu blog, que además de aprender los niños, nos sirve a los padres para hacerlo también. Me encanta.

    ResponderEliminar
  2. He entrado en los comentarios para hacer el mismo comentario que Lara No conocía a este artista, me ha gustado. Y Darío se ha quedado con que había "un cochinillo", se ha alegrado de volver a verlo. Gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...